Cancel Preloader

Colombia no debe resolver con violencia el problema de los hipopótamos de Escobar: Abogado Gómez Maldonado, en Unicórdoba

 Colombia no debe resolver con violencia el  problema de los hipopótamos de Escobar: Abogado Gómez Maldonado, en Unicórdoba

En vista de que las autoridades durante los últimos años “no han hecho nada para controlar la reproducción de los hipopótamos de Pablo Escobar”, en el Magdalena Medio, es hora de resolver este complejo problema, por medio de soluciones no violentas y serias, ha propuesto el abogado Luis Domingo Gómez Maldonado, durante la conferencia “Derecho de los Animales en Colombia“, ofrecida de forma virtual en un evento académico del programa de Derecho, facultad de Ciencias Económicas, Jurídicas y Administrativas, de la Universidad de Córdoba.

Colombia, que es un país que le está apostando fuerte a la paz y que sabe lo difícil que es lograrla, por la historia de violencia que tiene, no puede permitir que los hipopótamos, elemento simbólico de la lucha contra el narcotráfico, terminen asesinados, de nada valdría haber luchado contra el narcotráfico. Confío en que el mensaje que le expresemos al país para resolver este mega conflicto planteado por una especie que es invasora, sea el de una salida inteligente”, sostuvo el jurista.

Gómez Maldonado es el autor de una acción popular admitida por el Tribunal Administrativo de Cundinamarca, en la que solicita la protección del medio ambiente, el equilibrio ecológico y el control de los hipopótamos que quedaron en la hacienda Nápoles, en 1993, tras la muerte de Escobar. El invitado de Unicórdoba es especialista en Derecho Constitucional, magíster en Derechos Humanos y en Derechos de la Biodiversidad.

Con esta acción popular lo que estamos buscando es que se retiren a los hipopótamos del ecosistema del Magdalena Medio, sin necesidad de matarlos, se dice que son cerca de cien, no sabemos exactamente, pero la presencia de estos animales pone en riesgo a las especies nativas como aves, reptiles, nutrias, unas más que otras en peligro de extinción. Además existen una serie de estudios sobre la alteración de cuerpos de agua y hay documentación que dice que si esto no se interviene, a eso del 2050, dependiendo de la tasa de crecimiento podrimos tener entre 800 y 5 mil hipopótamos, lo que haría que se conviertan en un peligro potencial para la población humana de esa región”, recalcó Gómez durante la conferencia de Unicórdoba.

Más casos sensibles de alto contenido jurídico

Entre otros problemas ambientales expuestos por Gómez, sensibles y de alto contenido jurídico, se refirió a la muerte de 5 billones de abejas en Colombia, durante el cuatrienio 2016 – 2020, solo de la especie Apis Mellifera, cuyo impacto significa que estos animales y polinizadores influyen en la producción del 75 % de los alimentos que ingerimos a diario.

Al respecto planteó la hipótesis del uso indiscriminado de insecticidas con contenido de moléculas conocidas como Neonicotinoides y Fipronil, en cuya revisión de la literatura jurídica encontró Gómez el reglamento de ejecución 485 de la Unión Europea “que disciplina y restringe la utilización de esos productos”.

Anexó un concepto científico de la revista Science, de junio de 2017, en el que cita efectos negativos por el uso de esos productos; y también se remontó a documentos del Gobierno de Colombia relacionados con acciones de precaución por las muertes masivas de esos insectos (resolución 0922101 del 3 de febrero de 2021, del ICA).

El anterior es uno de los tres asuntos específicos planteados por el ponente, sujetos de un repaso del estado del arte de la protección jurídica de los animales en el país, entre esos conceptos la sentencia SU 016 de 2020, de la Corte Constitucional, que respalda y concreta los derechos de los animales.

Un caso más, materia de análisis con el público unicordobés, tiene que ver con el oso de anteojos Chucho, nacido en Ricaurte, Nariño, en 1994, entregado junto a su hermana Clarita cuatro años después a la Reserva Natural del Río Blanco, en Manizales. Sin embargo, tras la muerte de Clarita por cáncer de útero, en junio de 2017 Chucho pasó al Zoológico de Barranquilla, donde, según el conferencista “vive en un recinto de cristal de escasos 200 metros”, suceso que ocupa a los estrados judiciales y a la Corte Constitucional, con resultados favorables y desfavorables pero con peso específico en la cultura jurídica de Colombia.

Con Chucho ganamos que la cultura jurídica internacional avanzara en el reconocimiento sobre la evolución que se está dando en Colombia, en lo que tiene que ver con la revisión de algunos conceptos de personas jurídicas, sujetos de derecho, básicos en el entendimiento del derecho”, precisó el jurista invitado por Unicórdoba.

El tercer caso de análisis del ponente tiene que ver con la resolución 350 del 2019, que establece las cuotas de pesca, con autorización de 15.2 toneladas de aleta de tiburón, para lo cual se inició una acción popular y se logó que con una medida cautelar de urgencia, el Gobierno modificara dicha resolución y retirara la comercialización de tiburón (resolución 434 de 2019).

El gran problema era que se autorizaba el comercio de las aletas sin importar la especie, por ejemplo, el tiburón martillo está a un grado de desaparecer de la vida silvestre, de acuerdo con la lista roja de la Unión de Conservación Internacional de la Naturaleza, además de otras especies en riesgo. El magistrado entendió que en juego se encuentra la protección de seis especies amenazadas en algún grado de vulnerabilidad”, sustentó el abogado Gómez Maldonado.

Entre otros litigios en curso, Gómez comentó los avances para conseguir que se suspenda la pesca industrial con palangre, autorizada solo para la captura de atunes, pero que hace que mueran tortugas, delfines, tiburones y aves.

Noticias relacionadas