Cancel Preloader

OROSOFA, otra voz que se apaga

 OROSOFA, otra voz que se apaga

Orosmán Soto Fabra, otra leyenda de la radio del departamento de Córdoba que fallece víctima del Covid-19

La mañana de este 22 de marzo partió a la casa del padre celestial, Orosmán Soto Fabra, conocido en el mundo de la radio como OROSOFA, una sigla, que en un tono de sonoridad, recogía su nombre y apellidos.

Con un estilo único y una personalidad abierta, aunque discreta, Orosmán se hizo querer, no sólo por una audiencia que lo seguía en su institucional horario de las nueve de la mañana a través del programa “La Onda Rítmica”, el cual fundó y condujo por más de 30 años, sino por todos su colegas y amigos que siempre vimos en él ejemplo de decoro, respeto, buenos modales y profesionalismo.

En mis inicios en la radio, tuve la oportunidad de ser el control técnico en su horario, lo traté muchas veces y doy testimonio de su caballerosidad y su sencillez. Siempre una palabra amable y un buen consejo. No recuerdo haberle escuchado jamás una palabra insultante o que agrediera o dañara a alguien. Orsomás Soto Fabra, no sólo imprimía un dinamismo y una fuerza especial a su programa, que contagiaba alegría, sino que era transmisor de la buena vibra, del optimismo, de la fe del carbonero.

Hoy hemos recibido la infausta noticia de su muerte, se nos adelantó en el inexorable camino hacia el más allá, al lado de otros grandes y magnánimos edificadores de la radiodifusión como José Higinio Rossi Grandeth, Humberto Negrete Peña, Andrés Sierra y Manuel Vicente Jiménez Bula, todos amigos encomiables, todos colegas de esta labor mágica que se llama locución y periodismo, todos apretujados en nuestras almas que ya no resisten más dolores y que han agotado sus lágrimas.

Se nos fue OROSOFA, el hombre de la “Audición de que se oye, se oye”, el esposo de Miriam Gómez Pérez y papá de Mimi, Claudia y Ella Soto Gómez, a quienes enviamos un fuerte abrazo lleno de tristeza y llanto en este insondable momento, que se hace más duro aún, debido a que se dificulta el acompañamiento a los deudos y al amigo y compañero en su recorrido hacia la última morada.

No puedo terminar sin enviarle también un saludo de condolencia a doña Magola Gómez Pérez, cuñada de Orosmán y a toda la familia La Piragua, el medio que ha tenido más pérdidas en esta pandemia, a su director Rafael Gómez Gómez y también, por supuesto, a Pedro Pablo Gómez Gómez. Reciban todos un gran abrazo de solidaridad y afecto.

Se ha ido OROSOFA, se ha apagado otra voz del universo radial colombiano. Paz en su tumba.

Noticias relacionadas