Cancel Preloader

La monteriana que domesticó a Martín de Francisco

 La monteriana que domesticó a Martín de Francisco

Ana Egurrola es veinte años menor y está en lo suyo sin pretender hacerle sombra sino más bien darle serenidad al salvaje más querido de la radio colombiana.

Martín de Francisco, así cueste creerlo, era durante los años noventa un gran seductor. Junto a Santiago Moure hacían el gran dueto que le daba rostro a La Tele. Sus greñas cayendo sobre el rostro y su postura rebelde lo convirtieron en algo muy parecido a una estrella de rock. Fue gracias a su excuñado, Carlos Vives, y al ahora empresario barranquillero Alberto Velilla quienes lograron poder conseguir la libertad de hacer un programa inconoclasta, divertido, insolente en la pacata sociedad colombiana de los años noventa. Por eso, en su momento, fue pareja de Geraldine Zivic, cuando estaba en el colmo de su belleza y después se casó con Verónica Orozco en el 2007, cuando ella era la mujer más deseada del país. El matrimonio duró dos años y medio.

Fueron años oscuros para Martin. Su refugio fue la radio deportiva. Al lado de Antonio Casale llegaron a formar una dupla bastante rara, diferente, dentro del periodismo futbolero, el Rock and Gol. Sin embargo Martín se repuso a las malas vibraciones y se reinventó de la mano de Hernán Peláez y Julio Sánchez Cristo en uno de los programas más escuchados de la radio nacional. En la W, con su particular léxico y su intrincada manera de hablar, Martín no sólo pone su sello futbolero sino que le da espacio a otra de sus pasiones, el Heavy Metal.

A sus 56 años sigue teniendo su encanto. En el 2019 se casó con la productora radial Ana Egurrola Cannabal, en la iglesia del barrio el Recreo de Monteria y con fiesta en el Club Campestre de Montería, como es la tradición entre las familias tradicionales, como la suya, en Córdoba. Las palabras de un emocionado Gerardo de Francisco conmovieron a los 200 invitados, minutos después de que una jueza sellara la unión. Mercedes Baquero y su hermana Margarita Rosa se gozaron la rumba hasta el amanecer. La actriz, columnista y cantante no paró de bailar.

Egurrola tiene sangre guajira por el lado paterno como su prima la reina nacional Maria Teresa y es poco amiga de los medios, un espacio que le deja a los De Francisco. Se conocieron cuando trabajaron juntos en RCN. El sentido del humor irresistible de Martín la convenció de dar un paso a pesar de los veinte años que le lleva el eterno niño terrible de los medios nacionales.

Martin pasó el último diciembre en Montería. Mientras tanto su programa al lado de Hernán Pelaez sigue sorprendiendo con una audiencia cada vez más creciente. Lejos de los demonios que alguna vez lo atormentaron Martín pudo crecer de la mano de Ana Egurrola quien le tiene la suficiente paciencia para aguantarse a uno de los mamagallistas más excéntricos de los medios nacionales.

Fuente: www.las2orillas.co

Noticias relacionadas