Cancel Preloader

Denuncian crimen de menor, presuntamente, a manos de infante de marina

 Denuncian crimen de menor, presuntamente, a manos de infante de marina

El militar, en estado de embriaguez, habría disparado su arma de dotación contra joven de 17 años.

Por: Gudilfredo Avendaño Méndez  (Tomado de eltiempo.com)

Familiares, amigos y vecinos de la familia Carrascal Correa, residente en San Antero, Córdoba, se reunieron este viernes en la puerta de entrada de la Infantería de Marina en Coveñas, Sucre, reclamando justicia por el crimen del joven Jefferson Carrascal Correa, asesinado a tiros el pasado 8 de noviembre, supuestamente por un miembro de esa unidad militar.

Con pancartas, globos blancos y gritando arengas de dolor, los manifestantes reclaman que el supuesto asesino sea separado de su cargo y sometido a una investigación por los hechos.

William Morelo, tío de la víctima, narró a EL TIEMPO lo ocurrido.

El crimen de Jefferson, de 17 años de edad, sucedió cuando el joven se movilizaba como parrillero en una motocicleta y fue impactado por dos tiros propinados al parecer por un militar identificado como Jhon Fredy Londoño.

Minutos antes del crimen, se celebraba en San Antero una fiesta en la que participaban varios suboficiales del Batallón de Infantería de Marina de Coveñas que estarían de permiso.

El festejo al parecer se desarrollaba de manera clandestina en medio de licor, pese a las restricciones como Ley Seca que ordenaron las autoridades locales.

La fiesta se habría prolongado hasta altas horas de la madrugada cuando se presentó una discusión en la que estarían involucrado Jhon Fredy Londoño.

El instructor de tiro, en avanzado estado de alicoramiento, habría amenazado a sus oponentes y se marchó con la advertencia de regresar.

El supuesto agresor cumplió la advertencia, pero regresó con un arma que al parecer sería de su dotación.

Al notar la ausencia de sus contrincantes salió en su búsqueda y en el camino encontró a quien hoy sería su víctima y sin ningún tipo de reparos habría disparado en varias oportunidades impactando un proyectil en la cabeza y otro en el pecho causándole la muerte de manera inmediata.

Solo están a la espera de la orden de captura por parte de la Fiscalía para proceder a la entrega del militar, quien permanece bajo custodia de la guardia

“Mi sobrino no tenía nada que ver con la pelea, ese señor le disparó simplemente porque lo vio en la moto y creyó que era su rival”, explicó William Morelo.

El alcalde de San Antero, Lormandy Martínez, presidió esta semana un consejo de seguridad en el que pidió a la Policía de su municipio resultados en el esclarecimiento del crimen.

Noticias relacionadas