Cancel Preloader

Séptima fase de Campaña Artemisa permitió la protección de 1.461 hectáreas en Zona de Reserva Forestal de la Amazonía, en Caquetá

 Séptima fase de Campaña Artemisa permitió la protección de 1.461 hectáreas en Zona de Reserva Forestal de la Amazonía, en Caquetá

Foto tomada del portal web del Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible.

En cumplimiento de la Política de Defensa y Seguridad del Gobierno Nacional, que declaró el agua, la biodiversidad y el medio ambiente como recursos de interés nacional y prevalente, reconociéndolos por primera vez en Colombia, como activos estratégicos de la Nación, las Fuerzas Militares y la Policía Nacional, en coordinación con el Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible y la Fiscalía General de la Nación, adelantaron la séptima fase de la Campaña Artemisa que permitió la protección de 1.461 hectáreas ubicadas en la Zona de Reserva Forestal de la Amazonía, en el Caquetá, el mayor núcleo activo de deforestación en el país.

Durante la operación, desarrollada en las veredas La Estrella y Ciudad Yarí de San Vicente del Caguán, dentro de la Zona de Reserva Forestal de la Amazonía, fueron capturadas 10 personas, 6 de ellas por orden judicial, por delitos que afectan el medio ambiente. Igualmente, fueron inhabilitados elementos usados para la deforestación, así como dos puentes asociados a vías ilegales sin conexión entre poblaciones, y ubicados dentro de la zona de reserva forestal, que eran empleados como corredores de movilidad para actividades ilícitas.

La zona donde se llevó a cabo esta fase de la Campaña Artemisa es uno de los principales núcleos activos de deforestación: en el 2019 y comienzos del 2020 se deforestaron más de 12.000 hectáreas y 69 parches fueron mayores a 30 hectáreas cada uno.

El Ministro de Ambiente y Desarrollo Sostenible, Carlos Correa, explicó que en los últimos 5 años la deforestación ocurrida en las zonas de reserva forestal, principalmente en la Amazonía, ha representado en promedio cerca del 30% de la deforestación nacional. Tan solo para el año 2019 se identificaron 50.161 hectáreas deforestadas en la zona de reserva forestal. Por esta razón, la Campaña Artemisa, que es una campaña cuidadora de la naturaleza, como la misma diosa que le da su nombre, es tan importante para regresarle la vida a la Amazonía colombiana”.

Agregó que “esta Zona de Reserva Forestal de la Amazonía es un corredor importante para nuestra biodiversidad y actúa como conexión ecológica entre la Serranía de La Macarena y el Parque Nacional Natural de Chiribiquete, patrimonio de la humanidad y territorio de pueblos indígenas no contactados. Es corredor de jaguares y ahí confluyen las montañas de los Andes, los Llanos del Orinoco y la selva del Amazonas. Además, garantiza la conectividad y funcionalidad ecológica, asegurando la oferta de servicios ecosistémicos, como la regulación hídrica y climática; la protección del suelo; la protección y conectividad de paisajes singulares y de patrimonio cultural; así como el uso sostenible del bosque para garantizar la conservación de nuestra riqueza y diversidad biológica, actuando como una barrera verde para la conservación del patrimonio ambiental de todos los colombianos”.

Por su parte, la Viceministra de Defensa para las Políticas y los Asuntos Internacionales, Diana Abaunza, resaltó “el trabajo de investigación judicial que se llevó a cabo durante más de dos años y que permitió individualizar e identificar para judicialización a los presuntos responsables de los delitos contra el medio ambiente en esta región”. Además, indicó que entre los capturados está la persona que presuntamente promovía la deforestación y la construcción de infraestructura ilegal en estas zonas de importancia ambiental.

De acuerdo con el Sistema de Monitoreo de Bosques del IDEAM, en el 2019 se deforestaron a nivel nacional 158.894 hectáreas de bosque, de las cuales 98.256 hectáreas, el 62%, se localizaron en la Amazonía colombiana, siendo el departamento del Caquetá el que presentó la mayor superficie de área deforestada, con cerca de 30 mil hectáreas.

En total, durante las siete fases de la Campaña Artemisa, el trabajo de las Fuerzas Militares, la Policía Nacional, la Fiscalía General de la Nación, el Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible, Parques Nacionales Naturales y el IDEAM han permitido la protección de 7.626 hectáreas ubicadas en zonas de importancia ambiental.

Noticias relacionadas