Cancel Preloader

Corredor indígena, cordón de analfabetismo

 Corredor indígena, cordón de analfabetismo

El gobernador Orlando Benítez Mora, el rector de la Universidad de Córdoba Jairo Torres Oviedo, la secretaria de educación dptal Ana Margarita Caldera y Mauricio Burgos Altamiranda, coordinador del convenio interinstitucional.

En Córdoba despega programa para erradicar este fenómeno que afecta a 250 mil personas.

Resulta casi que inverosímil, que en pleno furor del siglo XXI y en medio de la revolución asombrosa de las tecnologías de la información, existan en el departamento de Córdoba cerca de 250 mil personas que no saben leer ni escribir. Se trata de un hecho que avergüenza a la administración pública, pues en sí mismo, implica una violación al más elemental de los derechos humanos: La educación.

El gobernador Orlando David Benítez Mora, en una fuerte alianza con la Universidad de Córdoba, emprendió la titánica tarea de convertir a este departamento territorio libre de analfabetismo. El programa, fue lanzado recientemente y heynews.co dialogó con Mauricio Burgos Altamiranda, jefe del departamento del programa de español y literatura del alma mater cordobesa y coordinador del programa de alfabetización en el marco del convenio celebrado entre estas dos instituciones.

¿En qué radica la importancia de este programa?

Este programa es muy importante por muchas razones; cuando una persona está en condición de iletrada, en condición de analfabeta, no sabe leer y escribir, pero no sólo eso, sino que no puede acceder al conocimiento, no puede acceder al desarrollo, no sabe cuáles son los mecanismos de participación, no entiende su condición de ciudadano, que es capaz en este caso de tomar decisiones para el bien de su familia, de su núcleo social más cercano y de su región. De tal manera que nosotros lograr que la persona acceda al conocimiento a través de la lectura y la escritura nos va a permitir impactar positivamente en desarrollo humano, desarrollo social y por supuesto en desarrollo educativo, porque vamos a tener padres de familia muy bien formados que van a poder acompañar también a sus hijos en el marco del proceso educativo donde Córdoba hoy tristemente tiene unos indicadores bastante negativos.

¿Lamentable esta cifra de 250 mil personas analfabetas en Córdoba?

Claro que sí, el gobierno nacional ha fijado para este propósito establecer los indicadores con la población censo DANE. 250 mil personas corresponden al 15.2% de la población total. Sin embargo el Ministerio de Educación Nacional llama la atención, sobre los mayores de 15 años, porque una persona de 0 a 15 años todavía está a tiempo de entrar en el sistema educativo, pero es que el que ya supera los 15 años, no tiene la posibilidad de llegar al sistema educativo que la misma norma colombiana no se lo posibilita. Entonces ahí tenemos 103 mil cordobeses que ya pasaron esa barrera, esa brecha y sobre el cual nosotros tenemos que entrar de manera directa a atender esa población.

En Tuchin, la cifra de analfabetismo es del 27% ¡Alarmante!

Bueno, usted mencionaba ahora el corredor indígena, ¿preocupan las cifras en esa zona?

Sí, en esa zona, el departamento registra los índices más altos, estamos por encima del 25%. Por ejemplo Tuchín tiene el 27% en condición de iletrados. Eso nos arroja a nosotros diferentes conclusiones. Uno, tal vez que el gobierno central no haya enviada los recursos a tiempo ni haya dispuesto las estrategias para atender a la población indígena que tanto lo necesita, segundo que, lastimosamente, cuando la educación étnica entra y no se articula, en este caso con la educación académica, pues prácticamente se deja a la población abandonada a su suerte y tercero, por qué frente a esos indicadores tan lamentables de Tuchín, de San Andrés de Sotavento no hemos visto una apuesta de gobiernos locales, es decir, de alcaldes que se hayan preocupado por llevar a su población a la condición letrada. De manera pues que allí es donde tenemos que empezar a atacar, nosotros vamos a trabajar cuatro grupos en Tuchín y cuatro grupos en San Andrés de Sotavento, es decir, tenemos cien participantes en cada uno. La apuesta es a aquellos municipios donde el índice de analfabetismo es mayor al 15%.

¿Cómo van a hacer para llegarle a la gente, porque de pronto hay personas que no van a querer, que van a tener dificultades para transportarse, cuál va a ser la estrategia para llegar al mayor número de personas posible?

Nosotros ya logramos identificar a la población, es decir, hicimos un barrido, desde el mes de junio – julio y con los rectores de los establecimientos educativos de esas zonas logramos identificar de manera directa cerca de 6 mil participantes, es decir, gente que está dispuesta, que quiere, que no se avergüenza de su condición de iletrado y que quiere participar del programa de alfabetización. Como quiera que el Ministerio de educación sólo nos financia mil cupos, correspondiente a 725 millones de pesos que es el costo del proyecto, entonces lo que se nos ha pedido es, bueno, ¿de esa gran cantidad que tenemos en Córdoba hacia donde le apuntamos? Estratégicamente la secretaría logró organizar y pretendemos atender a los habitantes que en esas zonas presentan mayor índice de analfabetismo. Ya tenemos organizados los grupos, van a ser grupos de 25 participantes, son 40 grupos para el departamento de Córdoba y así mismo vamos a vincular a los facilitadores, es decir, profesionales de la educación que van a llegar con una formación en el modelo educativo a crecer, para atender de manera directa a esa población que nos está esperando.

Noticias relacionadas