Cancel Preloader

El amor pudo más que el coronavirus

 El amor pudo más que el coronavirus

El amor no conoce de límites y menos de coronavirus. Prueba de ello es que Carlos Muniz, paciente contagiado con Covid-19 se casó con su prometida Grace Leimann en una unidad cuidados intensivos del Methodist Hospital y bajo tratamiento de ECMO. El curioso caso ocurrió en San Antonio, Texas.

La pareja pensaba casarse en julio, pero no pudo hacerlo porque justo ese mes Muniz enfermó y debió ser hospitalizado de urgencia tras presentar problemas respiratorios.

El personal médico del hospital fue el encargado de planear la boda que se realizó el pasado 11 de agosto y se ha viralizado rápidamente en redes sociales, pues desde su cama, el novio dijo que era el hombre más feliz del mundo.

Noticias relacionadas